lunes, 22 de noviembre de 2010

Declaración de Historiadores y Profesores de Historia.

Como no estamos ajenos a lo que sucede en nuestro país, aquí transcribo un comunicado de nuestros historiadores y profesores de Historia, en relación a la reducción de horas de clases en este ramo.
Asunto: Rv: Declaración de historiadores (as) y profesores (as) de Historia. Se solicita adhesión y difusión.
----- Mensaje reenviado ----
De: Sergio Grez
Enviado: jue, noviembre 18, 2010 11:16:30 PM


Estimados colegas:
                                  Al igual que Uds. he sido golpeado por el anuncio del Ministro de Educación, Joaquín Lavín, de reducir las horas de Historia en la Enseñanza Básica y Media. Numerosos profesores me han llamado o escrito desde distintos puntos del país pidiéndome desarrollar iniciativas de rechazo a dicha medida. Dada la urgencia he realizado algunas consultas con algunos colegas y estudiantes de Historia que me han hecho llegar sus opiniones a fin de incorporarlas en un texto que, necesariamente, debe ser muy breve y  general.

   En archivo adjunto les hago llegar una propuesta de Declaración para que quienes estén de acuerdo la suscriban a la brevedad posible. Para ello deben indicar además el nombre completo, el título o grado profesional, la institución en la que se desempeñan laboralmente y, eventualmente, el cargo directivo o de responsabilidad que ocupen. Es una declaración que pueden firmar tanto los historiadores (as) y profesores (as) de Historia de Enseñanza Básica, Media y Superior.

   Esta declaración no se contrapone a otras iniciativas de distintos segmentos de la comunidad educacional, incluyendo a profesores y estudiantes de Historia, que quieran hacer sentir su voz de manera particular. De hecho, ya está circulando una Declaración de profesores y estudiantes de Historia de la sede de La Serena de la Universidad Pedro de Valdivia, llamando a una manifestación en las próximas horas, y  dentro de algunos días saldrá una declaración más analítica desde el punto de vista técnico de especialistas en Educación del Área de la Historia y las Ciencias Sociales.

   Les pido una respuesta muy rápida.

   Cordiales saludos,

                                     Sergio Grez T.

DECLARACIÓN DE HISTORIADORES Y PROFESORES DE HISTORIA
Con motivo de las recientes declaraciones del Ministro de Educación, Sr. Joaquín Lavín Infante, anunciando la reducción de horas de clase de Historia para alumnos entre Quinto Básico y Segundo Medio, los historiadores (as) y profesores (as) de Historia firmantes declaramos:
1.    Consideramos dicha reducción horaria absolutamente desacertada y lamentable y por ende, la rechazamos categóricamente, puesto que, contrariamente a lo afirmado por el Ministro, no contribuirá en lo más mínimo a solucionar los graves problemas de desigualdad, inequidad y falta de calidad de la Educación Básica y Media chilena. Al contrario, solo los agravará generando nuevos desequilibrios y distorsiones.

2.    Esta medida ha sido adoptada de manera autoritaria y antidemocrática puesto que no ha sido el resultado de un proceso de discusión informado y transparente del profesorado, de sus organismos profesionales y gremiales, y tampoco fue consultada con los especialistas de la disciplina del medio universitario –historiadores y educadores- sino adoptada en base a criterios tecnocráticos, por el círculo del confianza del Ministro Lavín, a puertas cerradas en el Ministerio de Educación. No existen estudios serios que justifiquen esta decisión y que demuestren que la reducción de horas en Historia y Ciencias Sociales a favor de otros cursos beneficiará el aprendizaje de los estudiantes.

3.    Además de no asegurar mejores resultados en pruebas de estándares internacionales, la implementación de esta política significará reducir aún más la posibilidad –ya escasa- de desarrollar un pensamiento crítico en los estudiantes y formar ciudadanos reflexivos, aptos para el ejercicio democrático puesto que la Historia es, por antonomasia, creadora de conciencia crítica respecto del entorno social en el que viven las personas, y por ello el mejor instrumento para formar verdaderos ciudadanos. Reducir o minimizar la enseñanza de la Historia y las Ciencias Sociales en las escuelas, colegios y liceos significa, más allá de las intenciones declaradas, coartar y acallar la reflexión y el análisis crítico. Detrás de criterios aparentemente “técnicos” que inspiran categorías como “productividad”, “resultados” y “competencia”, se ocultan inspiraciones e intereses políticos que apuntan a la formación de tecnócratas y mano de obra dócil, incapaz de cuestionar los fundamentos, objetivos y modo de funcionamiento del actual modelo de sociedad. Cabe recalcar que esta medida se suma a una similar adoptada hace algunos años que significó la disminución de las horas de Filosofía en el currículo, con el consiguiente daño para la formación humanista de los alumnos.

4.    Nuestra oposición a esta decisión del Ministerio de Educación no está motivada por una mera defensa “corporativa” de tipo laboral (la defensa de las horas que perderán los profesores de Historia), sino principalmente, por las razones expuestas que se vinculan con el tipo de jóvenes y de ciudadanos que queremos contribuir a formar, por el rol central que la Historia puede y debe jugar en el proceso formativo de personas íntegras y conscientes.

5.    En consecuencia, hacemos un llamado a toda la comunidad educacional nacional –profesores, estudiantes, padres y apoderados de los distintos niveles del sistema educacional- a hacer público su rechazo a esta nefasta medida y a movilizarse de manera unitaria y coordinada para lograr revertirla.

Santiago, noviembre de 2010.